Hablar de sexo con tus hijos…

Hoy por hoy, cada segundo cuenta.
Nuestros niños y adolescentes reciben a través de las redes sociales una gran cantidad de información, tan enorme y tan indiscriminada que cada segundo cuenta.

La orientación por parte de los padres y representantes es cada vez mas importante, y es realmente eso “Orientación”. A diferencia de lo que ocurría hasta hace unos 15 años. Hoy en día, no es posible limitar completamente los estímulos e información que los niños reciben. Por muchas precauciones que tomes como padre, tu hijos serán expuestos en alguna medida a información, e incluso a experiencias no apropiadas para su edad.

¿Qué puedes hacer?

  1. Asume el hecho de que no puedes controlarlo todo: Pero dentro de este marco crea el ambiente mas seguro y sano posible para tus hijos. Monitorear las redes sociales, limitar el acceso de los niños a estas, conocer a los amigos de tus hijos, entablar relaciones cercanas con sus padres y formar un frente común con tu pareja, con quien debes llegar a acuerdos previos sobre estos tópicos es el primer paso.
  2. Entiende que tu rol no es meramente informar: La información esta en todos lados y tu hijo lo sabe mejor que tu. De hecho, es probable que pueda acceder a ella mas fácilmente que tu. Cuando tu hijo te pregunta algo seguramente ya tuvo contacto con una fuente de información que le mostró ese algo (no necesariamente de modo nocivo). Tu rol como padre es ofrecer un marco contextual que le ayude a tu hijo a digerir esa información, a procesarla y a comprenderla. A veces deberás informar, y para ello deberás estar informado previamente. Resuelve cualquier tabú que te impida conversar francamente sobre sexualidad antes de que sea tarde.
  3. No desvincules la Educación en Sexualidad de la Educación en Valores/Relaciones/Pareja/Familia:  Sin importar cuales sean tus creencias personales en torno a la moral, la pareja o la familia, encuentra la manera de enseñar a tus hijos que la sexualidad y su ejercicio no son un hecho aislado, dentro de ella toman preponderancia los vínculos, las relaciones, entre ellas la pareja y la familia. También valores personales como el respeto, a los sentimientos del otro, a las relaciones que se han creado, a las creencias y a los modos de vida ajenos. Permitele percibir que los humanos somos seres sexuales/emocionales/sociales y no podemos jamas desvincular estos tres conceptos sin causar daño.
  4. Si tienes creencias religiosas incúlcalas, pero procura no ser dogmático: Aprendemos de los modelos mas que de los sermones. tu dogmatismo no convertirá a nadie en creyente, pero tu ejemplo si puede hacerlo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: